martes, 16 de diciembre de 2008

El eclipse que llevó el agua a Chimbote

Hace unos días me puse a revisar en los Anales del Congreso de la República la legislación sobre Chimbote y me encontré con algunas curiosidades legislativas que - en consideración a la ciudad que fuera testigo de mi niñez y juventud - pretendo compartir con ustedes gracias a la generosa atención de amigos y periodistas locales.


A principios del siglo pasado Chimbote era un puerto que recién empezaba a vislumbrarse como uno de los más importantes del país. La gratitud del mar que baña sus costas lo mostraba como un puerto en acelerado crecimiento; sin embargo no contaba con servicios de saneamiento, pese a la exigencia de sus autoridades locales.


Por aquella época, la única forma de dotar de agua potable a la ciudad era a través de los denominados "pozos artesianos". Es decir, agua que brota superficialmente como un surtidor, como resultado de perforar un acuífero confinado cuyo nivel freático es superior al nivel del suelo.


Antiguamente se creía que las aguas subterráneas procedían del mar y habían perdido su salinidad al filtrarse entre las rocas. Luego se comprobaría que se trataba de agua procedente de la lluvia. Las aguas subterráneas forman grandes depósitos que en muchos lugares constituyen la única fuente de agua potable disponible.


Pero, retomando la historia, frente a la carencia de servicios de agua en Chimbote, el Congreso de la República aprobó una Ley consignando en el Presupuesto de la República de dicho año la cantidad de dos mil Libras para los estudios y perforación de pozos artesianos. Estos pozos proveerían de agua potable al Puerto de Chimbote y demás del litoral que carecían de dicho elemento.


Ante la negativa del Presidente de la República a promulgar la Ley aprobada por el Congreso y de está manera darle vigencia, Don Antonio Miro Quesada - por entonces Presidente del Congreso de la República –  promulgó la Ley N° 197, el 24 de enero de 1906. De esta manera se consiguieron los recursos necesarios para que Chimbote contara con pozos artesianos.


Sin embargo, no fue sino veintinueve años más tarde - en 1937 - que el Poder Ejecutivo, haciendo uso de facultades delegadas por el Congreso de la República, promulgó una Ley a través de la cual se declaraba de suma urgencia el financiamiento y la ejecución de las obras de saneamiento en Casma y Chimbote.


Coincidentemente, por aquel año se anunciaba que en junio habría un eclipse solar que de un momento a otro convertiría el día en noche. Casma, se decía, sería uno de los lugares desde donde tan trascendente fenómeno natural se apreciaría en su mayor magnitud.


Fue entonces que no se encontró mejor justificación para que se financiara y ejecutaran las obras de saneamiento de Casma y Chimbote requerían. "Debido al fenómeno solar y la evidente posición de privilegio de la ciudad para observarlo - señalaba la Ley - se recibiría a científicos extranjeros ansiosos de observar el eclipse solar". En tal razón, era necesario contar con dichas obras para la fecha en que se anunciaba el fenómeno.




El 1 de abril de 1937, el Presidente Oscar R. Benavides promulgó la Ley N° 8521, disponiendo que la Caja de Depósitos y Consignaciones ponga a disposición de una Comisión que designaría el Gobierno, el monto total de los fondos que tenga depositado a la fecha a fin de que éstos sean empleados en las obras de saneamiento respectivas.


La Ley 8521 lleva por título "Saneamiento de Casma y Chimbote" y en las consideraciones que motivan su promulgación se lee: "Considerando; que en la ciudad de Casma del Departamento de Ancash se percibirá más claramente en el mes de junio del presente año un eclipse de sol y que con tal motivo dicha ciudad será visitada por personal científico extranjero, siendo conveniente que para esa fecha ya estén terminadas ciertas obras de carácter local proyectadas por el Concejo Provincial del Santa".




Fue así como, gracias a un eclipse solar, Casma y Chimbote lograron contar con servicio de saneamiento.

5 comentarios:

Skapen dijo...

saludos. increible de donde sacas toda esa informacion. saludos y me encanta que se difundan los blog en chimbote.

FERBLOG dijo...

Gracias, estos artículos los escribí hace unos años para diarios de Chimbote. Decidí crear un blog para poder publicar en éstos todos los artículos que tengan que ver con Chimbote y algunos que personas interesadas en el tema me puedan enviar. Estoy en la tarea de recopilar fotos antiguas de Chimbote para incluirlas en el Blog. Poco a poco iré mejorandolo, de acuerdo a mi disponibilidad de tiempo. Saludos.. Fer

Anónimo dijo...

FELICITACIONES OJALA PODAMOS CONTAR CON FOTOS ANTIGUAS DE MI CHIMBOTE QUERIDO , UN SALUDO.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Gracias Fernando Zambrano, por tan buena investigación, felicitaciones por este extraordinario articulo, saludos cordiales Atte. Juan Bazán